Siguenos en Nuestras Redes Sociales

Publicado

en

Históricamente los eventos masivos digitales rompen récords de ventas, y el pasado Cyber Monday no fue la excepción. Según cifras de la Cámara de Comercio de Santiago (CCS) el número de transacciones aumentó en un 51% en montos versus el año anterior. Además, la tasa de reclamos vivió un nuevo bajo histórico con un 0,01%.

 

Algo realmente interesante de esta última edición, en comparación con los CyberDay y Cyber Monday anteriores, es que ya no contábamos con al menos dos variables muy importantes que sí jugaron un papel relevante de manera previa. Por un lado, el comercio offline se encontraba prácticamente full operativo luego de las reaperturas y eliminaciones de cuarentenas a nivel nacional y, por otro lado, existe una menor liquidez en el bolsillo de las personas, ya que las ayudas gubernamentales han mermado y al mismo tiempo no han existido recientemente retiros masivos de fondos de pensión que habían inyectado mucha fuerza a la economía en su momento.

 

En forma adicional, hoy contamos con otro factor que afectó negativamente a muchos comercios en esta última edición del Cyber Monday. Nos referimos a la falta de stock de muchas marcas, debido principalmente a la crisis logística internacional, que ha complicado el abastecimiento y encarecido la importación de los productos y además a la baja producción de muchas fábricas, especialmente en Asia, por las restricciones de las cuarentenas producto del Covid19. Debido a esta complicación, muchas marcas directamente prefirieron no participar en el evento, o hacerlo en forma menos agresiva, para poder controlar sus niveles de stock, que proyectan estabilizar en un periodo de 3 a 6 meses, dependiendo cada industria.

 

Todo lo mencionado anteriormente indica que, efectivamente, el nivel de penetración del ecommerce actualmente no fue un “peak” producto de la pandemia, sino que estamos un nuevo piso, que esto seguirá creciendo en forma sostenida, tal cual lo pronosticamos muchos expertos de la industria al poco tiempo del inicio de la crisis sanitaria.

 

Las empresas continúan trabajando en pro del crecimiento de sus canales digitales, sin embargo, aún hay algunas que no han conseguido ponerse al día para estos eventos, ya que estaban muy retrasadas en la materia, y no habían puesto al ecommerce dentro de sus prioridades. Adaptar todas las necesidades del mercado actual no es tarea sencilla, ya que el consumidor es cada día más exigente y muchas otras empresas venían participando en esta transformación digital hace bastante tiempo. Lo más importante es que ya nadie duda de la importancia de este canal y todos quieren ponerse al día lo antes posible. En resumen, el Covid19 cambió el mindset de muchas empresas que pensaban que podían seguir postergando la adopción de los canales digitales.

 

El nuevo desafío viene de la mano de la omnicanalidad ya que ahora más que nunca va a convivir el on con el off, y por ello hay que preocuparse de tener una compañía omnicanal en términos de catálogo, stock, atención de clientes,  marketing, logística, etc. Seguramente los que ahora sí pongan dentro de su carpeta de prioridades este tema, serán los líderes de sus industrias en el futuro, pero ahora no estamos sólo hablando del comercio online u offline, estamos hablando del nuevo Comercio Unificado.

 

Continuar Leyendo
Click para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Columnas

Rock`n Mix Waffles en Iquique

Rock, grunge, Waffles y un toque de sofisticación

Publicado

on

Esta propuesta innovadora, en el sector sur de la ciudad, busca presentar una alternativa osada: sándwich presentados, como lo dice el nombre, en Waffles. Algo así como un panqueque con esteroides preparados en planchas grilladas en forma de cubitos, una entretenida iniciativa, aunque no una idea propia pues al parecer son parte de una concesión, como lo indica su pendón en la entrada (alto Manquehue).

 

El local es entretenido, estilo rock con una carta que en cada preparación alude a un grupo de esta tendencia, música ad hok. A decir verdad el local es bien santiaguino, luces en forma de guirnaldas, mesas bien distribuidas y posters de Pink Floyd, Nirvana y otros, me recuerda mi juventud grunge, esa de los pantalones rasgados y chalecos con agujeros para el dedo gordo, camisas a cuadros y melancolía porque sí. 5 mesas en el exterior y una barra en el interior, permiten fumar por lo que los viciosos como yo, se sienten a sus anchas

 

Estoy a dieta y lamentablemente no podría pedir el más grasoso, jugoso y delicioso (algo así bien tocinoso y con olor a infarto) pero podría elegir de la misma forma algo “más saludable”.

 

Llego a eso de las 18:30 horas, justo a la hora del taco, poca gente sentada y un airecito agradable, daban ganas de un buen café y un pucho. Me ubico en el exterior del local, una especie de terraza con luces agradables, espacio limpio. A los 40 segundos llega uno de los dependiente, quien hacía las veces de Mettre, cajero y garzón. Amable el sr me invita a revisar la carta, la dinámica es: Elegir, ir a la caja, pedir, pagar y esperar.

 

Me llamó la atención de la carta una preparación, no por mi estado dietético obligatorio sino más bien por lo atractivo de la propuesta, valiente, quizás un poco pretenciosa. Quise ponerlos a prueba con esta idea y pedí sin más remediar el “Turkey Queen” jamón de pavo acaramelado, queso mantecoso, tomates cherry, morrón, rúcula y papitas Hilo. ¡Todo envuelto en un waffle! Para acompañar y con agradable sorpresa, un Juan Valdés.

 

Al revisar la carta, muy “rockera” por lo demás, llama mi atención la simplicidad, lo acotado de las opciones que a la larga facilitan no sólo la pega del maestro sino que también del comensal. Y es que ¡pucha que es agradable NO SENTIRSE ABRUMADO con 150 opciones!.

 

Hay opciones también dulces, pizzas de waffles y bebidas frescas para completar con el Wafflepleto. Algo así como un sopaipleto pero con dignidad y alcurnia.

 

La preparación solicitada llegó en menos de 10 minutos. La presentación, nada que decir, envuelto en papel mantequilla con diseños de periódicos y en un plato largo llega mi waffle, por favor miren la foto y díganme si no se ve delicioso, junto a mi cafecito Juan Valdés, una jarrita con agua caliente que me permitió 2 tazas.

Lo primero que llamó mi atención fue la suavidad del Waffle, y sí, es un panqueque con esteroides. Untuoso y suave con ligero sabor a huevo y crema. La combinación de Jamón de pavo, rúcula, queso mantecoso morrón (al parecer estaban salteados) pegaban muy bien con el dulzor de los tomates Cherry. Punto aparte fueron las papitas hilo Homme made que entregaron ese crunch necesario entre tanta cosa suave. Ah! Me olvidaba. Para el aderezo solicite lactonesa pero pueden elegir una variedad bien interesante de salsas.

 

De principio a fin es una experiencia, sabroso y llenador es un lugar más que recomendable, un lugar propicio para ir en familia o para una previa. Tiene delivery, pago con tarjetas y una atención como pocas en la ciudad en cuanto a comida rápida se refiere (aunque no tan rápida).

 

El único punto negativo, así por ser malo, es que no me pusieron cubiertos, me chorrié toda la mano (aunque valió la pena) no a todos les gusta.

 

Atención y servicio 7 de 7 Estrellas

Lugar y ubicación 6 de 7 Estrellas

Preparación 6 de 7 Estrellas (solo por los cubiertos)

Total:                         6.3 Estrellas

Consumo Promedio P/P: 4.500 pesos.

CÉSAR A. MATURANA MARCÓ
LICENCIADO EN COMUNICACION SOCIAL
PERIODISTA GASTRONOMICO
09-53718396
Continuar Leyendo

Regionales

Copyright © 2018 Antofagasta - Publicidad y contacto: hola@mediosyespectaculos.com / WhatsAPP: +56982653092 - Desarrollado por Quality Net